Tenerife, Delfines y Ballenas

OBSERVACIÓN DE CETÁCEOS EN TENERIFE

Ballenas y delfines han fascinado a los hombres desde tiempos inmemoriales. Observarlos y fotografiarlos libres en su hábitat natural ya no es un sueño imposible o un privilegio reservado únicamente a los especialistas y científicos.

Numerosas agencias de viajes ofrecen cruceros y excursiones que permiten ir al encuentro de estos animales en lugares como Canadá, Alaska, Groenlandia, Noruega, Baja California, México, Azores y…TENERIFE.

En el reino animal, ballenas y delfines pertenecen al orden de los Cetáceos (del latín cetus: gran animal marino). A las especies de gran tamaño se les denomina "ballenas", y a las más pequeñas, generalmente inferior a los 10 metros de longitud, "delfines" o marsopas".

Todos son animales de sangre caliente (mamíferos) que viven en el agua y respiran en la superficie. Entre ellos se encuentran los animales más grandes de la tierra.

El orden de los cetáceos se divide en dos subórdenes:

1 - ODONTOCETOS: cetáceos con dientes.

2 - MISTICETOS: cetáceos con barbas (filtradores).

De las más de 80 especies que surcan los océanos, 27 se pueden encontrar en las aguas del Archipiélago Canario.

 

No pretendemos aquí hacer un repaso completo de todas las especies, sino ir al encuentro de las que con más seguridad se pueden ver en una salida al mar. El sudoeste de Tenerife, por las inmejorables condiciones naturales que ofrece a los cetáceos y por su desarrollo turístico, se ha convertido en uno de los sitios más conocidos para observarlos. Desde los puertos de Los Cristianos, Puerto Colón y Los Gigantes zarpan a diario barcos preparados para el avistamiento de cetáceos.

Los cetáceos con dientes son los más frecuentes en las aguas canarias. Por lo general son especies residentes, entre ellos el calderón tropical y algunos grupos de delfines, además de otras especies menos comunes pero de especial interés faunístico, como pueden ser los zifios. Por lo contrario, las grandes ballenas surcan las aguas del Archipiélago a lo largo de sus migraciones y, según la especie, se observan únicamente en una u otra época del año.